Saltar al contenido

Barbacoas de obra

barbacoa de obra

Como habrás podido imaginar las barbacoas de obra que habitualmente conocemos son aquellas construidas en el jardín de casa, un objeto fijo que nos acompañará durante mucho tiempo. A diferencia de las barbacoas de carbón o de leña, estás siempre estarán preparadas para su uso.

Las Mejores Barbacoas de obra de esta temporada

No obstante tenemos algunos modelos que vienen prefabricados para que su instalación sea muy fácil sin complicaciones excesivas de como hacerla o que materiales utilizar.

Ventajas y desventajas de las barbacoas de obra

Si has decidido que en tu jardín necesitas una barbacoa de obra, habrás investigado un poco a cerca de cual es la mejor o que materiales necesitas, pues bien este tipo de construcción te aporta ciertas ventajas:

  • La puedes construir del tamaño que quieras, con altura, con estantes, una barbacoa esquinera o que te ocupe toda la pared.
  • Sus materiales son mucho más resistentes que cualquier otra bbq ya que están echas de ladrillo, piedra… por lo que te acompañará durante muchos más años.
  • Son fáciles de limpiar y mantener, lo que hace que siempre las tengas listas para su uso, sin necesidad de montar nada.
  • Su gran tamaño permite cocinar más comida, problema que te soluciona no tener que cocinar en varias veces.
  • Se integra perfectamente en tu entorno, creando calidez y armonía con el resto del jardín, incluso puede ir a juego con el mobiliario.
  • Necesitas una inversión inicial un poco más alta que con las otras pero a largo plazo es más económica.
  • Su instalación es más complicada y una vez construida se queda fija en ese lugar.
barbacoa de esquina

¿Qué tipos de barbacoas de obra hay?

Podemos encontrar diferentes tipos según su diseño, forma o su estructura. Por su diseño diferenciamos el modelo de barbacoa clásica o vintage frente al estilo de barbacoa de obra moderna. No tienen diferencia en su uso pero si en el entorno que crea según el estilo de tu jardín.

Por su estructura podemos encontrar barbacoa de obra con campana o sin ella, siendo la diferencia que una recogerá mejor los humos y las chispas que genere las brasas, mientras que la otra deja ver mucho mejor la comida mientras esta se cocina.

En formas podemos encontrar gran variedad, pueden ser barbacoas de esquina, barbacoas de pared, barbacoas con fregadero, con diferentes alturas… esto va en función del estilo y el tamaño.

¿Cómo instalar mi barbacoa de obra?

Te puede parecer complicado pero vas a comprobar que requiere más tiempo que habilidad, pudiendo disfrutar de su construcción paso a paso para que la recompensa sea mucho más satisfactoria a la par que te vas a ahorrar bastante dinero que contratando a una empresa para que te la construya.

Para asegurar que realizas correctamente la instalación de tu barbacoa comprueba las instrucciones y en Internet puedes buscar información o un vídeo del modelo o marca para verlo más claro si tienes alguna duda!!

Limpiar y mantener mi barbacoa de obra

Este modelo de barbacoa necesita poco mantenimiento, ya que sus materiales son robustos y sólidos.

Lo más habitual que tendrás que limpiar es la zona donde se quedan depositadas las cenizas, con un simple cepillo y recogedor para les cenizas estará listo.

¿Cómo limpiar una parrilla de hierro de una barbacoa de obra?

Por otro lado hay diferentes métodos caseros para limpiar las parrillas y eliminar toda su grasa

  • Meter la parrilla en jabón y desengrasante, dejandole actuar y si fuera necesario utilizar un cepillo metálico para quitar todo resto.
  • Como truco casero puedes añadir bicarbonato o los restos del café a la parrilla y rascar la grasa con un cepillo metálico.
  • Para terminar pinta las parrillas con aceite vegetal para evitar su oxidación y desgaste con el paso del tiempo y a la vez las dejas listas para su siguiente uso.
cepillo metalico barbacoa

¿Cómo se limpian los ladrillos de la barbacoa?

No con tanta frecuencia tendrás que limpiar el hollín de los ladrillos de la barbacoa con agua a presión siempre que puedas, frotando con jabón y un cepillo o estropajo metálico.

Algún truco casero puede ayudarte a eliminarlo con más facilidad:

  • Jabón, piedra pómez y amoniaco en agua hirviendo
  • Jabón para lavaplatos y sal
  • Sosa caustica o lejía utilizándolo con cuidado ya que son productos muy abrasivos.